Vuelven, y vuelven, y vuelven a volver…

23 de diciembre de 2013

Queridos seres vivos, de toda especie y condición, a los que puedan llegar estas humildes líneas: ¡no lo soporto!

Vale que a la mayoría de los humanos que viven en MI casa se les pone cara de “bobos” y adoptan actitudes de incontenible “felicidad”…

Soportables las visitas que como una epidemia acuden a MI casa, sin MI permiso (y pretenden que no les bufe), sobre todo aquellas que deslizan bajo la mesa alguna de sus sugerentes viandas…

Asumible la “locura transitoria” de “Trasto”, que con el ruido de todo tipo de ingenios “explosivo-lumínicos” del exterior, hacen aflorar el mayor de sus miedos; casi, o sin casi, puro terror…

Comprensible el despliegue de coloridos adornos, francamente atractivos y lúdicos para un servidor, sobre todo aquellos móviles a mis manotazos que cuelgan de un árbol.

Pero lo que no soporto, lo que no aceptaré ni un año más, lo que evitaré con todas mis fuerzas, con uñas, con dientes, dejándome la vida en ello, es que me pongan ese absurdo, horrendo, incómodo y absolutamente innecesario gorrito rojo con borlón blanco coronando, para ponerme delante del pequeño ingenio que roba tu imagen.

Este año, NO.

zapi-navidad_2013

Luego ese hurto de mi imagen, ¡MÍA!, se utiliza para disponerla en todo tipo de lugares e ingeniosos aparatos humanos: en aquellos por los que hablan, en aquellos en los que escriben y, ¡cómo no!, en esos absurdos recuadros estáticos en los que TODOS LOS AÑOS ponen mi imagen con el absurdo y encarnado elemento.

¡Pues se acabó!

Nunca más. Mi imagen vale mucho más que sus risas o sus sonrisas.

Si quieren una imagen con el absurdo gorrito de marras, que esperen unos días, que hagan guardia por la noche y que le saquen una foto al gordo que viene en un carruaje tirado por enormes bichos con cuernos.

Este año, ¡NO!

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario