¡En forma!

Jueves, 22 de septiembre de 2011

Zapi

He de reconocer que en los últimos meses he dedicado menos tiempo a cultivar este cuerpo esbelto, grácil, recio y firme, dejándome llevar por un mayor número de visitas al comedero y un aumento progresivo, exponencial, del número de siestas.

Puede que la menor preocupación de mis humanos adultos por estimularme al juego (siempre pretendiendo que persiga la misma pluma que sólo huele a mis babas), y el que los pequeños de la casa tengan otros entretenimientos diferentes a enredar conmigo, provocara que mi escultural y envidiable imagen se tornara hacia unas formas, digamos, más “redondeadas”.

Mi tórax ya no evidenciaba con claridad mis potentes músculos pectorales y mis costillas se veían cubiertas por una capa que ofrecía una forma “atonelada”, por lo que mi pulido perfil griego quedó oculto.

Texto completo




Publicado en General | 1 comentario »