OVNI

7 de abril de 2011

Zapi

Queridos amigos:

Hoy quería contaros una experiencia que cada vez que vuelve a mi mente consigue erizar todos mis pelos, como cuando veo por la ventana de mi casa a “Boss”, el ruidoso y gigantesco perro de los vecinos…

Llevaba yo unos días con ciertas molestias digestivas… Me había estado acicalando como es mi costumbre (soy muy “relimpio”), pero se me estaban quitando las ganas… De repente sentí un inhabitual desinterés por mi apreciado alimento, y lo más preocupante, que acabó con mi estabilidad “psíquica”: unas horribles arcadas, incesantes, francamente molestas… Era como si mi inteligente organismo intentara expulsar a un grupo de “juligans” de su interior en una tarea prácticamente imposible…

En un momento dado, todo mi cuerpo debió ponerse de acuerdo: Mi aparato digestivo se contraía con tremenda fuerza, mi diafragma ayudando en la presión, mis mandíbulas casi desencajadas para permitir a la boca alcanzar su máxima apertura… mis ojos, mis bellos ojos, humedecidos por las lágrimas del esfuerzo y mi garganta, mi “ronroneante” garganta emitiendo los mismos sonidos que los de un animal al que pretenden quitarle todos los nudos de su pelo con un alicate.

En una de estas irrefrenables convulsiones salió por mi boca, a modo de bala de cañón, una especie de “fenómeno achorizado”, compacto, húmedo, “estropajoso”…

OVNI

Mi sorpresa fue mayúscula: ¿Cuándo me había comido yo tal cosa?

El OVNI (Objeto Vomitado No Identificado), quedo inerte, delante de mis ojos… mi organismo se sentía mejor, mucho mejor… aquel compacto grupo de “juligans” había salido de mi ser…

Mis amigos humanos estaban alucinados; no me extraña, entre mis posturitas, mis sonidos y la salida al exterior de aquella extraña configuración de materiales… Comenzaron a valorar el OVNI; sus caras eran un poema: una mezcla de extrañeza, susto y claro desagrado.

Tras varios minutos de valoración tipo “CSI mi casa”, llegaron a una definitiva e irrevocable conclusión: una bola de pelo. Aquella extraña “salchicha rompe tripas” era una bola de pelo.

Yo no daba crédito… ¿bola de pelo? Por más que revisaba mis recuerdos, en ninguno de mis archivos cerebrales se incluía la ingesta de bolas de pelo, de ningún tamaño; soy muy selectivo, me han educado bien, y sólo me alimento del producto más adecuado para cada una de mis circunstancias vitales… ¿pero, pelo? ¡Jamás!

A partir de aquel día, mis preocupados amigos humanos comenzaron a cepillarme de forma diaria. Al principio, la estricta rutina se me hacía un poco cansina, yo estaba acostumbrado a un par de cepillados semanales, pero he de aseguraros que en la actualidad es uno de mis preferidos momentos de relax, mi “Kit Cat” de masaje relajante… Me dejo llevar, lo disfruto plenamente y lo agradezco con mis mejores ronroneos.

También empezaron a ofrecerme, unos cuantos días a la semana, una especie de pasta; tiene buen sabor, una agradable y pegajosa textura… y, en definitiva, lo he aceptado con agrado.

Por último, poco a poco me cambiaron el alimento. La verdad es que casi no me di cuenta, pero con el actual me siento mejor, las digestiones son más sencillas y, lo más importante: ha pasado el tiempo y no he tenido que padecer la aparición por mi boca de ningún otro Objeto Vomitado No Identificado.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

15 comentarios para “OVNI”

  1. Lisi dice:

    A mi me encanta la malta que me dan, es como un caramelito. Me la dan casi todos los días porque tengo mucho pelo (soy un persa exotico) y de los peinados ni hablamos. Bendito inventor de ese artefacto con puas, rrrrrrrrrrrrrr.
    Topaditas dulces.

  2. Yoko y Nela dice:

    Zapi, eres demasiado bueno con tus humanos. A nosotras no nos gusta que nos cepillen, y un par de veces a la semana tenemos a nuestra humana persiguiéndonos con un guante con puntitas de goma. Afortunadamente, como la cansamos porque no nos estamos quietas, al final nos cepilla poco rato. Lo mejor es que después nos da unas galletitas que son como unas almohadillas rellenas de algo parecido a esa pasta que mencionas que nos encantan. Ahora no tenemos, se le habrán acabado suponemos, así que no la dejamos cepillarnos. En lugar de eso, nos restregamos contra la alfombra vigorosamente. Hoy la hemos oído decir con desagrado algo sobre la cantidad de pelo que había en sus calcetines y en la alfombra, cosa que nos hace pensar que está un poco loca porque la alfombra es suya y siempre ha sido peluda. Humanos, no hay quien los entienda.

  3. Nago dice:

    Yo creo que todos en algun momento expulsais un OVNI. Yo a Roni para prevenir las bolas de pelo le doy malta todas las noches antes de ir a dormir (antes de irme yo, porque el se pasa el dia durmiendo como ya sabeis) y la verdad es que expulsa OVNIs en contadas ocasiones, y mejor la verdad, porque dan un asquito…..

  4. Baby dice:

    A mi mis humanos se empeñan en darme un líquido asqueroso caliente que toman ellos para cuando sueltan esos objetos vomitados. Lo llaman manzana o manzanilla o algo así. Voy a ver si consigo que te lean Zapi y te hagan caso por el bien de mi integridad estomaquil..uyyggg!!!

  5. el gato Mau dice:

    Esa pasta está re-buena! En cuanto mi ama saca el tubo, vengo corriendo, es un festín. Y me deja el pelo más brillante.

  6. Missy, Xispa, Nala y Ona dice:

    Pues a nuestra humana le encanta cepillarnos… cuando empieza por una no para hasta que nos ha cepillado a las cuatro.
    Sólo Xispa disfruta con el cepillado (tiene un bonito pelo blanco bien largo), Missy y Nala huyen en cuanto pueden y yo, Ona, acabo mordiendo y arañando a mi dueña (quizá por eso a mi nunca me da el premio que reciben mis compis).

    En cuanto a la Malta nos gusta a todas menos a missy que en cuanto se la ponen en la pata se restrega contra los muebles para quitarsela… en fin, más para mi.

  7. GOLLUM dice:

    Voy hacer en agosto 15 años, y mi dueña lleva otros 15 años dándome jalea de malta y mi comida seca preferida de Royal Canin, por supuesto, la light. A veces me compra unas latitas de comida húmeda como premio a lo bueno y cariñoso que soy, sabe muy bien lo que son las bolas de pelo de vez en cuando yo también elimino algo de pelo, sobre todo ahora en este tiempo, cuidado con ellas…miau, miau

  8. BUFAS/PECAS dice:

    Hola, soy Bufas. NO ME GUSTA NADA LA MALTA .Mi “mami” se arma de paciencia y con una jeringuilla me la da despues de jugar al pilla pilla , darme besitos, mimos ( la saco la lengua y le pongo las patas y lo consigo todo…..) y cuando quiero me dejo pillar y me lo da .Se que estuve muy malito y lo hace por mi bien pero me encanta hacerla rabiar porque luego me come a besos ….. Mi hermano, Pecas, en cambio va corriendo detras de ella y se lo come del tubo , luego la mira con esos ojos amarillos y ella le come la barriga mientras él se estira, La queremos mucho aunque la damos mucho sustos

  9. SOMBRA dice:

    A Paco mi humano preferido, le encanta cepillarme, lo hace una vez por semana en esta época que hace buen tiempo. Yo me pongo muy nervioso cuando lo veo preparar el cepillo, la “chuche ” con la que me “engaña” (a mi no me gusta nada que me cepille y si no hay chuche no dejo que acerque ese aparato de tortura a mi lomo) y se sienta en una pequeña silla que hay en esa habitacion que no tiene techo y se toma tan bien el sol (él la llama patio). Esta última semana si que he tenido problemas con esos OVNIS que habeis explicado aunque mi humano me da unos granitos de pienso (anti hairball se llaman), sobre todo por la noche y de esa manera ya se que es hora de dormir, me han sembrado hierba gatera en una maceta, pero a mi no me gusta, yo prefiero comerme las hojas del bambú y de las cintas pero la hemba de Paco se enfada conmigo porque dice que esas plantas me pueden sentar mal. Pienso que debería aumentame la racion de anti hairball (le achucharé un poco para hacerselo saber). Os mantendré informados si lo consigo. Saludos felinos para todos.

  10. Los tres mosqueteros dice:

    Zapi eres muy bueno,nosotros hacemos cueree a los amigos humanos cepillo en mano,y cuando logran cogernos a la segunda pasada estamos gruñendo y de Malta ya ni hablo !!!Piaget q asco!!! Lo an intentado todo (conmigo a mis hermanos si les gusta ) yo es ver a mi amiga humana con ese tubo en la mano y esconderme y da igual q cambie el tubo de aspecto yo soy muy listo y se q eso es Malta.

  11. nieves dice:

    Hola a todos,
    Quiero que me ayudeis, Flipi es un gato con mucho pelo y muy fino, eso repercute en que lleva unos cuantos días que vomita, y el resultado es mucho…mucho liquido y la bola no consigo apreciarla o verla como tal.
    Le damos malta y claro esta que también le cepillamos, quizas no lo que deberiamos (1 o2 veces a la semana) y todos los productos que le damos son de Royal Canin (tienda Mistergua).
    Si nos podeis ayudar con buestras esperiencias, os lo agradeceremos.

  12. gala dice:

    Hola, soy Gala tengo 6 años y a mi no me gusta que me cepillen, muerdo y araño cuando me han conseguido coger, porque en cuanto veo el cepillo, pies para que os quiero …. y salgo corriendo y escondiendome debajo de las sillas y las mesas y donde pueda evitar que me cojan; ademas la malta, a mi me parece algo asqueroso, me da igual la marca, pero a veces consiguen ponermela en la pata y me la tengo que quitar. Menos mal que cuando soy buena, me dan unas chuches bueniiiisiiimasss rellenas de malta.

  13. Lolin dice:

    Esa cremita pastosa de la que hablas es la Malta, no¿? oh que adorado alimento…una fiesta de sabores recorre toda mi boca, es maravilloso.
    Mis humanos me la compran de la marca CatMalta en mi veterinario y está…exquisita!
    Cariñitos :)

  14. Lunha dice:

    ¡Ooh! A mí me pasó lo mismo. Me siento totalmente identificada contigo, Zapi.
    Mi raro amigo humano (porque mira que son raros los de esa raza ¿eh?), se quedó patidifuso la primera y por suerte única vez que vio en medio de MI casa, ese chorizo de pelo que no supe cómo enterrar.
    Para mi compensación y disfrute, mi bípedo amigo me cepilla con más asiduidad desde entonces. También intentó darme lo que para mí es una “pasta de dientes”, pero rehuso siempre de tragarme eso, sacudiendo la patita donde me lo depositan. ¡Que asco!
    En poco tiempo, mi amigo cambió la “pasta de dientes” por unas bolitas de pienso rellenas de un algo que me encanta. Además, siempre que me las da, las acompaña con tantas caricias, que tengo que irme al ratito para que no me desgaste, ¡jajajaaaa!
    Estoy segura, que se pasaría horas y horas pasando sus capadas zarpas por todo mi precioso y blanco pelaje.
    Un saludo a todos/as.

  15. Calcetines dice:

    Yo ADORO la malta Vifos de color miel que me da mi ama,aunque una vez vomite un OVNI asqueroso y superpeludo,porque soy un gato Persa.
    Adiós,ZAPI
    =)Calcetines=)

Deja un comentario