La otra casa…

5 de agosto de 2010

Zapi

Mis amigos humanos no deben comprender que sus estados de ánimo, sus “acelerones vitales”, acaban por afectarme…

Además de la llegada del intenso calor de todos los años, siempre, en determinado momento comienza el revuelo total a mi alrededor: apertura de grandes recipientes con ruedas, ropa dentro y fuera de los armarios, más recipientes con ruedas, mas ropa… y discusiones… muchas discusiones…

Es curioso y divertido ver al más adulto de mis humanos intentando esconder o guardar alguno de esos recipientes con ruedas, y las broncas que el resto de la familia le proporciona al ser conscientes de la jugada.

Durante esos especiales momentos tragicómicos, nadie me presta la más mínima atención, y mientras yo me estreso por sus efluvios negativos, por sus incesantes movimientos, por llenar mis zonas de sus absurdos ropajes y recipientes (aunque este año me encuentro mejor, luego os cuento).

La otra casa

Pero de repente, cuando todo parece resolverse, me miran… hablan y me miran… y ya sé que tras esas confabulaciones, mi honorable cuerpo intentará ser introducido en la maldita cárcel de plástico.

Efectivamente, por más que me resisto, eso sí, sin hacer daño, que si empleara todos mis recursos serían ellos los que acabarían dentro del horrible contenedor, tengo que aceptar mi estancia en reclusión durante un variable período de tiempo.

Cogen los recipientes con ruedas, desaparecen por la puerta, vuelven y, al final, no me libro y me “capturan”.

¡¡Otra vez todos juntos dentro del gran contenedor móvil!!

Lo confieso, ¡no me gusta! es como si estuviera en una cárcel dentro de otra más grande y que, además, se mueve. Una sensación absolutamente desaconsejable.

Tras demasiado tiempo para mi organismo, y no pocos porrazos contra las paredes de mi habitáculo, nos paramos.

Todos respiran aliviados y yo, ¡¡ni os cuento¡¡

Y una vez más, tras el tedioso trayecto, llegamos a la otra casa, en la que siempre me encontraba con olores diferentes, otras habitaciones, muebles distintos… sinceramente prefiero los de siempre…

Pero, por fortuna, unos días antes de todo el zafarrancho, mis humanos me dieron un alimento diferente que poco a poco han ido sustituyendo por el que tomo normalmente, no sé si esa será la causa, me siento menos estresado en este otro espacio vital que, con gran extrañeza, he descubierto que tiene un maravilloso aroma, un perfume similar al que yo emito cuando me siento bien. Está claro que algo han hecho estos humanos para que me sienta mejor en esta otra casa que se empeñan en ocupar periódicamente.

Y ahora voy a localizar mi bandeja… ¡no puedo aguantarme más!

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

18 comentarios para “La otra casa…”

  1. Laerin dice:

    Me encantan tus anécdotas señor Zapi!
    Espero que estés veraneando en un sitio cómodo, mi gatito por ahora no encuentra sitio más comodo que mi barriga para dormir por las noches, espero que tú tengas un sitio menos incómodo =3.
    ¡Besitos humanos!

  2. Zapi dice:

    Una barriga¡¡¡¡ me parece un excelente lugar, siempre que el humano lo permita, claro… ese suave balanceo de la respiración, acompañado de nuestro porpio ronroneo… uffff¡¡¡ dificil explicar tan maravillosa experiencia.

  3. Elena dice:

    Zapi, me podrías explicar un poco más?? Es que no he entendido: cambias el alimento en la casa habitual, y luego te lo llevas a la segunda casa y allí empiezas a cambiarle poco a poco a su alimento normal de siempre, y con eso se estresa menos?? O lo he entendido mal y es algún alimento específico para estas cosas??

  4. mayer dice:

    Yo creo que los gatitos deberiais alimentaros mas a base de maizena.
    Me encanta tu blog pero a veces dices cosas raras de los humanos, y no por ser mas fluflis os entendemos menos.

    tu crees que habra dragones gatos?

    sigue asi zapi! tienes una cara de dormidito siempre jejeje

  5. Zapi dice:

    Hola Elena… es un alimento que me dan unos días antes de irnos de viaje, lo mezclan poco a poco con mi comida habitual, hasta que para el viaje ya solo estoy comiendo el nuevo, el que me hace sentir “calmado”… cuando vuelvo a casa, hacen la misma transición al alimento de siempre… uffff¡¡¡ no veas como lo noto, es fantástico.
    Lametazos
    Zapi

  6. Zapi dice:

    Mayer… ¿Maizena?????
    Sinceramente no necesitamos tal complemento para nuestra alimentación… a no ser que querais presentarnos como un pastelito sabroso… ¿Maizena????…
    Por cierto, no es que los gatos digamos cosas raras de los humanos, es que los presuntos racionales, tienen “ciertas dificultades” para entender expresiones tan sumamente inteligentes… ¡¡normal!!, nuestro grado evolutivo es muy diferente…
    Y lo de los dragones gatos… me dejas con las vibrisas en máxima erección… no puedo imaginarlo… definitivamente no creo que existan; el formato felino no necesita ningún tipo de “tunning”, solo podría empeorarse el original.
    Seguire descansando.
    Ronroneos
    Zapi

  7. doraemon dice:

    Hola zapi!
    Eres el jefe! Pero tengo que decirte que mi gato tobias ” de entrevias” , le es imposible entrar en su ” casa de transporte”. Se envenena de rabia y no hay quien lo meta. Solo entra si le toco la guitarra, canciones de joe satriani, pero claro tengo que conducir! y no puedo.

    He pensado varias soluciones :

    a)Contratarle el imagenio para que se divierta.
    b)Drogarle como a M.A. Barracus
    c)Ponerle fotos de las gatitas mas sexys dentro se su “casa de transporte”

    Que me aconsejas tu? Ayudame.

    Gracias glugli!

  8. Aurora dice:

    Holaz Zapi:
    Me encanta tus aventuras. Te vi , por primera vez, en la revista “El gato en casa” y me animé a visitar tu página.
    En casa tenemos una gatita, se llama Mina, y también se pone histérica cuando nos la llevamos de vacaciones.Se pone muy nerviosa y si intentamos acariciarla puede que te intente arañar, pero cuando llega a casa se tranquiliza, estira sus patitas y como si nada.
    Tus historias me ayudan a conocer el comportamiento de mi Gatita
    Saludos y seguiré leyendote

  9. Zapi dice:

    Primero para Doraemon… yo tampoco entraría en “la caja”, con las propuestas que haces… sobre todo por las fotos de las gatas… en mi estado…
    Yo me animé a utilizar ese recinto cuando mis dueños me lo dejaron abierto en casa, con un sugerente olor a feromonas, que supongo habrían rociado previamente con alguno de los cientos de “cacharros expulsores” que tienen por casa… ya que, estoy seguro, de que ellos no “producen” tales materiales.
    Intenta lo mismo con Tobías.

    Y para Aurora… ¡¡normal!! “Mina” se estresa en el viaje, y lo que menos le apetece en pleno “cabreo” son caricias que no le solucionan nada… como ya os he comentado otras veces, mis dueños, antes de los viajes me dan un alimento que me “calma”, alimento que mantienen hasta varios días de la vuelta a casa, y utilizan feromonas (sintéticas…)
    Dale un ronroneo especial para “Mina”….

  10. vanessa dice:

    esas pastillas que te dan son pastillas anti estres especiales para gatos verdad?

  11. Zapi dice:

    Pastillas por el momento no he ingerido… si alimento que me “calma” y he disfrutado del sugerente y tranquilizador olor de las feromonas sintéticas… ¡¡no están nada mal!!
    Lametones
    Zapi

  12. Katy dice:

    Hola Zapi:

    Soy Katy, mis dueños nunca me han llevado de vacaciones con ellos y la verdad que me alegro, entre mis dueños se arreglan para que siempre se quede alguien con migo en casa acompañandome y dandome mimos.

  13. marta dice:

    Hola Zapi. Yo también tengo una casa de verano, y mi gatita katy no parece estar muy agusto durante el viaje, pero cuando llega, se pone muy feliz al saber que ya hemos llegado alli. Al principio parece que no reconocía nada(y eso que ya ha estado alli bastantes veces mas),pero después se siente super agusto en esa casa.

  14. Zapi dice:

    Quedarse en casa es maravilloso cuando los humanos se van de vacaciones es, sencillamente genial¡¡¡¡
    Toda MI casa para MI… sin nadie que me persiga, ni que me llame… durmiendo tanto y donde quiera…
    Sin cepillos¡¡¡¡
    Pero Katy… si el mal trago del viaje se compensa con una maravillosa estancia en la nueva casa, lo único… si tus humanos te ponen esas feromonas sintéticas en el transportín… ayuda un montón¡¡¡ te lo aseguro.
    Lametones.

  15. autoversicherung dice:

    I am doing research for my university thesis, thanks for your excellent points, now I am acting on a sudden impulse.

    – Kris

  16. Zapi dice:

    Gracias a ti Kris… mantenme informado… ¡¡una tesis!!
    Requetemiauuuuuuu¡¡¡

  17. pedro azulas dice:

    Buff,vacaciones humanas y mi mundo se desmorona.Cuando huelo la ansiedad en mis humanos la cosa no pinta bien ,y claro no me equivoco.Aparece dias antes la caja con rejas y me indican k debo entrar en ella(madre mia k estres)doy vueltas a su alrededor y la huelo despacito y con precauciones,siempre sin perder de vista a mis amos y dejando una distancia prudencial entre ellos y la maldita caja(por si acaso) pero al final la curiosidad puede y entro a olerla,eso si rapidito.Cuando me meten en ella el estomago se vuelve loco y pierdo el control de mis esfinteres y acabo tres dias envuelto en mis escrementos y como el agua no lo soporto me limpian con toallas y otras historias pero no ando yo muy receptivo;al final tomaron una decision mis humanos,me drogan para viajar,me sacan de la jaula y me ponen mi arenero para k yo me desahogue.Y cuando llego a su otra casa,estresado de ocho horas de viaje me encuentro con otros dos pimos mios,macho y hembra,con el primero me llevo,bueno nos respetamos,pero la gata esta loca,me ataca sin motivo y buffa sin parar a todo el mundo ,gatos o humanos ,la da igual,y aunque no tiene uñas en las patas delanteras da unos manotazos de alucinar,lo dicho esta loca perdia.Asi que decidme ¿quien quiere vacaciones?

  18. lita y beltxa dice:

    Hola, me podeis ayudar como afrontar una mudanza sin que mis gatis sufran el estres y se acostumbren pronto a la nueva casa
    Un besito Zapi

Deja un comentario