Invasión anual

17 de junio de 2011

Zapi

Después de tantos años de convivencia con MIS humanos, deberían tener claro, muy claro, que la casa ES MÍA.

Digo esto porque cuando el calor comienza a apretar y las noches se hacen de rogar, los pequeños de la casa dejan de salir temprano del hogar para volver tarde… ¡Y se pasan todo el día en MI casa!

Aunque debo reconocer que con el paso de los años son un poco más respetuosos con mi organismo, también debo confirmar que sus interacciones con mi “persona” son de la maldad “más selecta”.

Cuando eran pequeños intentaban cogerme, torpemente, y si lo conseguían por estar un servidor despistado o disfrutando de uno de mis múltiples y merecidísimos descansos, hacían presa en mi cola, que aunque reportaba molestia, e incluso dolor, no guarda ni punto de comparación con el asedio psicológico de la actualidad.

Estos seres reprobables estrujan sus perversas mentes para darme cualquier susto, ponerme en cualquier conflicto o encerrarme en cualquier habitáculo.

Invasión anual

He recibido chorros de agua de todos los calibres, bocinazos y música diabólica que casi hace saltar mis sensibles tímpanos.

Incluso, en el colmo de la desfachatez, han manipulado mi alimento, una sustancia de olor interesante pero que al probarla provocó en mi boca la sensación de estar chupando un volcán en erupción: picor, calor…

En una de sus maldades fueron descubiertos por los adultos, que bueno, no es que los mayores fueran muy hábiles, sino que mi cuerpo evidenciaba el delito, pues corría despavorido completamente impregnado de la misma espuma que depositan sobre su pelo humanamente organizado. Sí, hubo algo más que palabras.

A partir de ese día estoy más tranquilo.

Pero algo me dice que en un verano tan largo, el rapapolvo paterno acabará siendo olvidado.

Seguiré prevenido…

He estado dentro del lugar donde sus ropas dan vueltas, impregnadas en agua y burbujas, esa vez, por fortuna sin movimiento y sin el agua… Tampoco fue una decisión personal.

Conozco el interior de todos los armarios, incluidos los de la cocina, ¡y no por voluntad propia!

Por ello, cada vez que los veo, o cuando están demasiado callados, me refugio en la zona más alta de la casa, y aun así consiguen pillarme.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

13 comentarios para “Invasión anual”

  1. Conchi dice:

    Jajajaja, pobrecitoooo me encantan las publicaciones de Zapi. Yo también tengo un gato en casa, un gato blanco y hay veces en que me pongo en su lugar y reflejas totalmente todas las sensaciones y todos los pensamientos que un gato pueda tener.
    A los gatos hay que dejarlos tranquilitos, les encanta la tranquilidad y les gusta mucho dormir.
    Un saludo Zapi

  2. mery dice:

    Buenisimo¡¡¡ me chifla Zapi, mi gato: Nico, es el rey de mi casa, no le hace falta hablar, lo dice todo con sus enormes ojos verdes.
    Zapi hace k pasemos muy buenos momentos, ya que nos hace imaginar lo k diria mi Nico si hablara y comentara todas nuestras actuaciones hacia él.
    Saludos a Zapi y todos sus seguidores.

  3. SARA dice:

    ¡Preparate Zapi! La semana que viene los peques cogen vacaciones. Ya puedes estar con los ojos bien abiertos y las orejas en guardia. Te deseo toda la suerte del mundo, presiento que la vas a necesitar

  4. iSchumi dice:

    Q grande eres Zapi!
    Si te sirve de algo, a pesar de no ser un “enano” con mis 28 años….vale! 29.

    Alguna q otra trastada les preparo a Alytes y Stevie…

  5. Baby dice:

    Qué pesadilla Zapi, cuida tu cabecita para no acabar el verano con estrés crónico. Alíate con Trasto ahora que todos en TU casa van a tener más tiempo libre para que aprovechen todo ese tiempo a dar largos paseos con el bobalicón. Conclusión: todos contentos; ellos se divierten y tú recuperas y disfrutas un poco de tu paz en TU casa. Suerte compañero, nos vas contando.

  6. Nago dice:

    Es lo bueno de tener niños en casa, que Roni sigue disfrutando de la misma tranquilidad que el resto del año. Aunque esta semana le toca estresarse, ayer baño….el jueves veterinario… Y yo mientras intentando que se mentalice.

    Suerte Zapi

  7. Cucho dice:

    Hola Zapi, yo soy un gato persa muuuuuyyyy tranquilo, y aunque ahora no vive ningún cachorro humano en mi casa si que vienen de vez en cuando un par de ellos, pero tengo que reconocer que un ratito me gusta que jueguen conmigo, a pesar de las trastadas que me hacen. También tengo un vago recuerdo de mi infancia cuando en mi casa vivía una cachorra de humano que si que me hacía trastadas, me ponía los collares de sus muñecas y si me hubiera dejado incluso me hubiera cortado el pelo uffff … pero después de mis siestas también me gustaba jugar con ella un ratito. Te aconsejo que te lo tomes con paciencia y cuando no puedas más… busca un escondite dónde nadie te encuentre que a mi me da muy buen resultado.

  8. angels dice:

    Igual que yo: Cuando vienen niños a casa procuro encerrarlos en alguna habitacion o dejarlos fuera en la terraza, La casa le pertenece a AKYLES jejejejjeje por eso Zapy te entiendo perfectamente, pero yo prefiero subirlos a ellos encimade la nevera.

  9. Zapi dice:

    Querid@s tod@s…
    Creo que mi pérdida masiva de pelo se debe a que me ncuentro constantemente en “piloerección por terror”
    Esto es un asedio en toda regla: con lo que me gusta visitar mi comedero, ahora tengo que hacerlo cuando los pequeños mostruos duermen…
    No disfruto de mis lugares de descanso habituales… ahora solo los de gran altura me proporcionan cierta tranquilidad… utilizan sillas para alcanzarme.
    En fin…
    Espero que el terrible frio vuelva cuanto antes, con el calor ambiental más el que genera mi cuerpo con los sustos y el esfuerzo creo que apareceré derretido en cualquier parte de MIIIIIIII CASAAAAAAA

  10. Baby dice:

    Oye Zapi, hace mucho que no nos cuentas cómo va tu estrés vacacional! Te has muerto? Soponcio fulminante?

  11. Zapi dice:

    Hola Baby! Estoy muy vivo, pero mis siestas se hacen cada vez más largas y placenteras con este calorcito… Gracias por tu interés, pero no desesperes, en breve os deleitaré con una nueva historia veraniega…Prrrrr….

  12. Baby dice:

    Bien por Zapi!!!!!!!

  13. Logan Dunce dice:

    Las campanadas sonaron, y yo estaba al acecho de que algún ser estuviese espiando para darme un susto, pero no pasó nada.

Deja un comentario