Zapiblogger

Zapi

Para un gato no es sencillo abrirse al mundo, expresar sus sentimientos más profundos… Los que nos conocéis, gracias a la fortuna de poder compartir vuestra vida con nosotros, siempre os quedáis en lo superficial:

Es precios@, cariños@… pero, queridos humanos, un gato, un minino, un felino doméstico, es mucho más: sensibilidad, inteligencia, misterio, elegancia, atracción, fidelidad y otras muchas, muchas cosas, que iréis descubriendo con esta incipiente relación.

Zapiblogger

Pero, me he animado, ¡me apetece!

Y no, no penséis que es para desvelaros de golpe y porrazo mis íntimos secretos, nuestra verdad oculta, transmitida durante siglos, milenios, entre las innumerables familias y estirpes felinas… no, no es para eso…

Quiero conoceros, a vosotros, los humanos. Conoceros, para entenderos.

Existen muchos libros que hablan de gatos, para que, dentro de vuestras limitaciones, intentéis comprender nuestro comportamiento. Pero, queridos humanos, no existe ningún libro, manual, coleccionable, ni página web, que nos enseñe a los gatos a entender a los humanos. Eso es lo que quiero, ¡entenderos!

¿Y cómo podemos hacerlo?

No, no quiero que me contéis vuestras vidas, sería demasiado tedioso para mí. Quiero que me contéis la vida, las historias, las anécdotas de vuestros gatos, a través de vuestros sencillos, simples y humanos ojos. ¡Puede ser muy divertido!

Como acertareis poco (lo justo y básico) podré ir desvelándoos la ansiada verdad de nuestra ancestral forma de ser.

Pues ya lo sabéis, queridos humanos: “quid pro quo” un sano intercambio, una forma de acercarnos (a pesar de la gran distancia que nos separa, a nuestro favor, claro) en el conocimiento y el entendimiento.

Suaves ronroneos.

Zapi.