Tumbados y con bigote…

Domingo, 14 de diciembre de 2014

Zapi

Hemos comentado en más de una ocasión mi plena satisfacción gastronómica con el alimento que me ofrecen mis humanos: esas sugerentes estructuras, con el olor más estimulante, crujientes al paladar y con un sabor imposible de olvidar, colman todos mis deseos, desde los más innatos y arraigados en mi ADN, hasta los más apegados a mi felina “gula”. 

Pero no voy a mentiros si os digo que ciertos productos que ingieren los de dos patas provocan en mi algo más que curiosidad. 

Texto completo.




Publicado en General | No hay comentarios »