Tumbados y con bigote…

14 de diciembre de 2014

Zapi

Hemos comentado en más de una ocasión mi plena satisfacción gastronómica con el alimento que me ofrecen mis humanos: esas sugerentes estructuras, con el olor más estimulante, crujientes al paladar y con un sabor imposible de olvidar, colman todos mis deseos, desde los más innatos y arraigados en mi ADN, hasta los más apegados a mi felina “gula”. 

Pero no voy a mentiros si os digo que ciertos productos que ingieren los de dos patas provocan en mi algo más que curiosidad. 

Texto completo.




Embudo – tortura

28 de noviembre de 2014

Zapi

No existe especie más perversa, retorcida, malévola, que el ser humano.

Ninguna otra especie es capaz, no solo de urdir, sino de elaborar objetos capaces de amargar la vida de individuos de la propia o distinta especie. 

Texto completo.




¡Plumas!

16 de septiembre de 2014

Zapi

Debido a mi estilo de vida dentro de MI hogar, el contacto con otras especies animales distintas a la humana pasa por aquellos “bichos” que veo y escucho a través de esa caja, cada vez más plana (ya no me puedo subir en ella), de la que MIS humanos no separan la vista.

Por lo visto, existen variadísimas especies de animales: las que corren por la tierra, las que van bajo el agua y, las que más me sorprenden (y atraen), las que vuelan.

Texto completo.




La cucaracha metálica

17 de junio de 2014

ZapiEs absolutamente imposible vivir tranquilo en TU casa si en ella residen cuatro humanos y un “chucho”.


Lo del “cuatro patas”, sinceramente, no es el mayor de los problemas: hace mucho tiempo que el pobre irracional hace, exactamente, todo lo que yo quiero.

Texto completo.




¡¡¿¿Desnudo??!!

2 de junio de 2014

ZapiComo ya os he comentado en otras ocasiones, mi relación con los humanos no solo se circunscribe a MIS humanos. Sus amigos, familiares, vecinos y otros de difícil clasificación suelen aparecer por mis territorios sin que un servidor les de permiso… ¡¡En fin!!

Texto completo




Incomunicados

16 de mayo de 2014

ZapiA lo largo de mi ya dilatada convivencia con MIS humanos he podido ir comprobando como el paso del tiempo cambiaba sus aspectos, rutinas y costumbres.

Texto completo




Agravio comparativo

4 de marzo de 2014

ZapiConvivir con humanos en TU PROPIA CASA requiere de un ejercicio continuo de superación y paciencia… Pero convivir con un irracional de distinta especie, un “canis vulgaris”, un ser de “limitada inteligencia” y de costumbres groseras, es una incesante prueba hacia mis más primitivos y fieros instintos salvajes.

Texto completo




Vuelven, y vuelven, y vuelven a volver…

23 de diciembre de 2013

ZapiQueridos seres vivos, de toda especie y condición, a los que puedan llegar estas humildes líneas: ¡no lo soporto!

Vale que a la mayoría de los humanos que viven en MI casa se les pone cara de “bobos” y adoptan actitudes de incontenible “felicidad”…

Soportables las visitas que como una epidemia acuden a MI casa, sin MI permiso (y pretenden que no les bufe), sobre todo aquellas que deslizan bajo la mesa alguna de sus sugerentes viandas…

Texto completo




El Intruso….

17 de diciembre de 2013

ZapiNo voy a negar que en algunas ocasiones me he planteado la posibilidad de compartir MI casa con algún otro ente de mi especie.

Por más que disfrute de mi “gatonalidad”, de mis territorios y de mi alimento, en algunos momentos me planteo la conveniencia de tener a un ser similar a mi en mi entorno, y no tener que “padecer”, por obligación, la simpleza y limitación de un ser tan básico como el infumable “Trasto”.

Desafortunadamente, a veces, lo que piensas o sueñas, puede convertirse en realidad…

Aquel día, estando plácidamente tumbado sobre uno de esos elementos duros que desprenden un agradable y adictivo calor, mi fino olfato y mis desarrollados pabellones auditivos, me informaban de la presencia de un ser desconocido en MI casa.

Texto completo




Ciber Zapi

22 de noviembre de 2013

ZapiMIS humanos no acaban de comprender, ni aceptar, ni asumir, que el recinto en el que residen y, por ende, todo aquello que la vivienda contiene es de MI propiedad.

En la mayoría de los casos han asumido esa “norma universal”: “yo y mis circunstancias, yo y mis propiedades (incluidos ellos)”, pero en otros contados casos, siguen intentando cambiar o contravenir mis ordenanzas.

Texto completo